Jaguar XKSS, el comienzo del mito de los británicos deportivos

COMPARTIR 0 TWITTEAR

Jaguar XKSS

La compañía Jaguar, quizás, ha pecado en las últimas décadas de centrarse en los modelos que buscaban la perfección en los asientos traseros. Las siglas XJ son las que, tal vez, se hayan apropiado de la esencia del felino. Sin embargo, la firma británica también se ha caracterizado por su carácter rebelde.

Tan solo hay que escuchar con detalle el sonido que desprende en poderoso motor V8 del F-Type para darse cuenta del poder que emana de esos escapes. Teniendo en cuenta que hasta hace apenas unos meses compartía segmento con el XK, ¿dónde podría categorizarse este biplaza? En más de una ocasión se le ha comparado con el famosísimo E-Type de los años sesenta y setenta pero, ¿sabías que anterior a ese había uno que arrasaba en las pistas de carreras?

El nombre era XKSS y únicamente se produjeron un total de 16 unidades, bueno más bien 25. ¿Quieres conocer más de uno de los modelos que revolucionaron el mundo de los campeonatos de automóviles?

Jaguar XKSS, el gran desconocido campeón de la firma del felino

Jaguar XKSS rear

La historia de la creación de este adicto a los circuitos nació de la forma más inesperada. Fue fabricado teniendo como base el D-Type. ¿Cuál fue el motivo? Desde la compañía inglesa se creyó que se venderían todas las unidades fabricadas de ese modelo. En cambio, quedaron 25 de ellas en stock, por lo que decidieron que podría ser buena idea hacer una serie de modificaciones con el objetivo de preparar la versión denominada XKSS para circuito.

Una vez que consiguieron realizar los cambios oportunos, un incendio en la fábrica provocó la destrucción de 9 de ellos, quedando solamente 16 válidos para la entrada al mundo de la competición. ¿Ahora bien, ¿merecía la pena hacerse con una de esas unidades sobrevivientes?

El motor apenas sufrió una variación respecto al modelo original. Por tanto, la potencia ascendía a unos más que considerables 250 CV de potencia. Ello le permitía alcanzar una velocidad punta de 230 km/h y una aceleración de 0 a 100 km/h en tan solo 5,5 segundos, unas marcas muy bien posicionadas teniendo en cuenta que el año de fabricación fue el 1957. La eliminación de una aleta en la parte trasera de la posición del piloto, la sustitución de los paragolpes delantero y trasero por unos con acabado cromado y una menor distancia entre los asientos completaban las modificaciones.

Jaguar XKSS interior

La estructura tenía un peso total de solamente 921 kilogramos, es decir, menor de lo que algunos utilitarios pesan a día de hoy. Algunas de estas ventajas fueron aprovechadas por los americanos, yendo a parar allí la gran mayoría de las unidades disponibles, siendo el mismísmo Steve McQueen poseedor de una de ellas en los años setenta y que solía usar frecuentemente.

Actualmente, prácticamente todos los 16 D-Type modificados están ocultos bajo llave en colecciones privadas, guardando la misma alfombra que cualquier otro superdeportivo por valor de más de un millón de euros. Son pocos los que se atreven a sacar del garaje a esta bestia que parece estar guardándose un as bajo la manga en cuanto entre a una puja en una subasta. ¿Cuántos millones de euros podría alcanzar antes de ser adjudicado?

Archivado en Clásicos, Históricos, Superdeportivos
COMPARTIR 0 TWITTEAR

Comentarios (13)

Usa tu cuenta de Facebook para dejar tu opinión.

¿Te ha gustado? ¡No te pierdas nada más!

follow us in feedly

Nuestros blogs