Mazda Cosmo 110S, el primer deportivo japonés con motor rotativo

COMPARTIR 0 TWITTEAR

Mazda Cosmo 110S 01

El motor rotativo prácticamente ha pasado a mejor vida pese al disgusto de todos los aficionados al motor. Mazda lo había integrado en una gran gama de modelos pero el paso del tiempo y el descubrimiento de nuevas tecnologías en la industria ha provocado el fin de su uso a gran escala.

Todo tiene un final y parece que ya no hay vuelta atrás. Así pues, a modo de melancolía, podría ser positivo hacer un tributo al primer deportivo del mundo que consiguió montar por primera vez este innovador propulsor. Fue el Cosmo en su versión 110 S, un modelo que estuvo en producción durante unos pocos años en la década de los sesenta y que la empresa ahora ha querido homenajear en vídeo.

Su producción se redujo a una tirada de 1.500 unidades lo que ha provocado un encarecimiento progresivo en el mercado de ocasión. No es fácil encontrar unidades en estado de colección por lo que aquellas que se encuentran impolutas están logrando un valor realmente alto. Ahora bien, ¿merecen esta revalorización o se está produciendo una burbuja en este modelo en concreto?

Mazda Cosmo 110S, el deportivo que revolucionó los motores rotativos japoneses

Mazda Cosmo 110S 02

Este japonés con silueta que reflejaba el lado muscle car de los deportivos japoneses poseía un motor de apenas 982 cc que rendía una potencia total en torno a los 110 CV. A finales de los años sesenta y principios de los setenta no era nada desorbitado encontrar increíbles motores V8 con mucho caballaje por lo que apenas tenía admiración por el público.

Aún así, la fama la logró principalmente gracias a la prueba en la que participaron dos unidades de este modelo. Fue en Nürburgring y, pese a que se trataba de una carrera de resistencia, lograron completar gran parte del recorrido, mostrando una fiabilidad inaudita. Una de las unidades logró acabar la prueba en cuarta posición mientras que la otra se tuvo que retirar a falta de dos horas del fin de la carrera.

A partir de este momento comenzaron a tener un cierto respeto dentro del mundo de la competición, haciéndose un hueco en la historia de Mazda y colándose como uno de los mejores automóviles que la industria japonesa había dado al sector hasta la fecha.

Mazda Cosmo 110S 03

Pese a tratarse de la segunda mitad de los años sesenta, el Cosmo 110S lograba alcanzar una más que respetable velocidad de 185 km/h, suficientes teniendo en cuenta el tipo de materiales y tecnología disponible en aquellos tiempos. Materiales ligeros, eficiencia en motorizaciones y coeficientes aerodinámicos aún no habían alcanzado la capacidad para permitir reducir el lastre con el que contaban.

La firma nipona ha querido homenajear la existencia en sus filas de este deportivo mediante un vídeo rodado en la ruta escocesa Nort Coast 500, una carretera especial en la que este automóvil hubiese disfrutado de lo lindo mientras encaraba toda una serie de curvas de montaña en épocas pasadas.

Más de medio siglo ha pasado desde que comenzó a producirse un modelo sin igual y que marcaría el futuro del motor rotativo en el fabricante Mazda. Tras unas décadas, todo lo relacionado con esta tecnología ha dado paso a motorizaciones más eficientes, siendo éstas menos emocionantes pero más lógicas teniendo en cuenta cómo está el mercado a día de hoy.

Archivado en Históricos, Japon, Motor rotativo
COMPARTIR 0 TWITTEAR

Comentarios (13)

Usa tu cuenta de Facebook para dejar tu opinión.

Otras webs de Difoosion