QNX integra su sistema operativo en el Mercedes CLA 45 AMG, y lo probamos en el MWC

COMPARTIR 0 TWITTEAR

Sistema QNX en el Mercedes CLA 45 AMG

En este Mobile World Congress los coches han estado muy presentes. Además de las nuevas tecnologías que os enseñábamos de Ford, como el AppLink, SYNC 2 o el coche experimental de conducción autónoma, hoy toca hablar de QNX. Para el que no lo sepa, QNX Software Systems es una empresa que compró BlackBerry y que se dedica entre otras cosas a crear sistemas de infoentretenimiento para los coches más modernos.

Casi la totalidad de coches con salpicaderos o cuadros de instrumentos totalmente digitales tienen a QNX corriendo por sus venas. Algunos ejemplos son el nuevo Audi TT, Bentley Continental, Corvette, o el Mercedes Clase S. Pero hablamos de sistemas integrados avanzados, y no de la simple pantalla alojada en el salpicadero que se limita a hacer de reproductor multimedia.

Pues bien, nosotros hemos tenido la oportunidad de presenciar en directo el funcionamiento de uno de los prototipos de la compañía, en el stand de Qualcomm. Aunque no sabemos si Mercedes decidirá desarrollar este concept car para llevarlo a producción, se trata de un modelo muy similar en funcionamiento a lo que ya podemos disfrutar en el Clase S.

En este caso ha sido un CLA 45 AMG en un llamativo color gris mate el elegido como demostración del poderío de QNX. Ha sido desarrollado con la colaboración de Mercedes-Benz Research & Development North America, y podemos ver en las dos pantallas gigantes tanto la información clásica del cuadro de instrumentos, el control multimedia en el salpicadero, o incluso la información del estado del coche, como la presión de cada rueda en tiempo real.

Aplicación de Nokia Here corriendo en QNX

Como podemos ver en la foto superior, cualquier tipo de aplicación puede correr en QNX, como por ejemplo Nokia Here que nos servirá de navegador en el coche, e incluso nos dará una función de streetview, al estilo de como pueda hacerlo Google Maps.

Lo más sorprendente del sistema QNX es lo fluido que funciona, tan bien como un teléfono móvil de alta gama. Las transiciones son perfectas y la respuesta a los dedos instantánea. Es sorprendente porque no es a lo que estamos acostumbrados normalmente en los coches, con sistemas muy toscos, lentos y pantallas que no responden todo lo bien que deberían.

Lo más decepcionante es que a pesar de estar ante un sistema tan futurista, se sigan usando pantallas LCD de baja calidad, donde los contrastes no son demasiado buenos, y los negros no son puros, pareciendo grises. Cuando estamos hablando de coches que valen varias decenas de miles de euros, es algo incomprensible e inaceptable, más cuando cualquier móvil de poco más de 300 euros ya tiene pantallas con resoluciones y calidades impresionantes, una pantalla no es un elemento tan caro. Sería interesante poder ver grandes pantallas Super AMOLED en este tipo de vehículos, donde sistemas tan vistosos como QNX ganarían muchísimos enteros. En el vídeo que hay a continuación podemos verlo claramente, además del funcionamiento de QNX.

Otra de las funcionalidades más interesantes de QNX es la cámara frontal y trasera de nuestro coche, que además de permitirnos realizar maniobras de aparcamiento de manera mucho más sencilla, ofrece una serie de sensores que cuando detectan movimientos extraños o bruscos ponen a grabar las cámaras para que en caso de tener un accidente, éste quede registrado.

Además, esta información se sube a la nube y podremos tener acceso a estos vídeos en cualquier lugar. Pero la cosa no acaba aquí, porque estos sensores también están alerta cuando nuestro coche está aparcado, y cuando detecta que alguno de los coches que hay delante o detrás se mueve, pone en marcha la grabación para si nos golpean en el aparcamiento, nos quedemos con su matrícula y podamos denunciar al seguro.

Pero donde probablemente más utilidad le saquemos al sistema de QNX es en la función de mirroring, que nos permite conectar nuestro móvil por Wi-Fi y que se replique el contenido de su pantalla en la del coche, pudiendo así tener las propias aplicaciones del teléfono en el coche, o incluso ver una película, aunque como podemos ver en el vídeo, la cadencia de fotogramas por segundo no lo hacen un sistema muy fluido, como bien podría ser el AirPlay de Apple, que está mejor optimizado para enviar señal de vídeo fluida a través de una red inalámbrica.

Archivado en BlackBerry, Mercedes CLA, MWC 2014, QNX, Sistema de infoentretenimiento
COMPARTIR 0 TWITTEAR

Comentarios (8)

Usa tu cuenta de Facebook para dejar tu opinión.

¿Te ha gustado? ¡No te pierdas nada más!

follow us in feedly

Nuestros blogs