¿Le están faltando los coches retro el respeto a la historia del automovilismo?

COMPARTIR 0 TWITTEAR

Dos Fiat 500

Observando la fotografía que encabeza este artículo publicado por los chicos de Carscoops en la que podemos comprobar la curiosa estampa de un pequeño Fiat 500 de los años 60 junto a un gigantesco Fiat 500L, no he podido evitar preguntarme si los populares coches retro que tanto gustan hoy en día le están perdiendo el respeto a la filosofía de los modelos originales.

Por un lado, resulta más que comprensible que las cotas en cuanto a longitud, altura y anchura de dichos modelos respecto a los vehículos de los que derivan sean bastante mayor por las exigencias del mercado. ¿Pero no se está faltando el respeto a dichos iconos automovilísticos con tantas versiones diferentes surgidas a partir de un único modelo?

Está claro que el mundo el automóvil no entiende de romanticismos ni de memoria histórica, por así decirlo, y las ventas son las que mandan. Como si de la canción del verano se tratase, en el mercado automovilístico, si algo funciona, hay que exprimirlo al máximo con multitud de versiones. En este sentido, Fiat ha encontrado su particular gallina de los huevos de oro con el 500. Lo que en origen sólo iba a ser la versión moderna de uno de los modelos más importantes en la historia de Fiat, su éxito comercial lo ha acabado convirtiendo en un modelo que monopoliza casi la mitad de la oferta de la marca italiana. No en vano, el Fiat 500 ofrece versiones como el 500C, el 500L, el 500XL, el 500L Trekking y ahora el recién presentado 500X

Dos Fiat 500

Evidentemente, la gama 500 actual ni por asomo se parece a la gama de hace varias décadas, la cual, a nivel de carrocería, sólo estaba compuesta por el pequeño utilitario que todos conocemos. Y con MINI, tenemos más de lo mismo. ¿Justifican las ventas este sacrilegio realizado a las versiones originales? Dicen que la única forma de alcanzar la inmortalidad es siendo siempre recordado por el legado de tus actos realizados en vida. Es el ganarse un sitio en la historia, un respeto y un reconocimiento. Coches como el Fiat 500 y el MINI así lo hicieron, y atendiendo a estos patrones deberíamos lanzar el grito en el cielo por lo que han hecho a su memoria.

Sin embargo, el mundo del automóvil actual ha variado demasiado desde entonces. Los catálogos de las diversas marcas ya no se limitan a una simple oferta compuesta por tres o cuatro vehículos de diversos segmentos. Entre otros, términos como monovolumen, SUV, o crossover, eran totalmente desconocidos en aquella época, y ya no resulta nada extraño que cualquier vehículo de una marca cualquiera disponga de diversas versiones con carrocerías diferentes.

MINI antiguo y nuevo

De modo, que atendiendo a tal reflexión tampoco resulta descabellado entender que Fiat y MINI aprovechen el tirón de sus vehículos con diversas versiones. Chocamos así con una doble forma de entender el mundo del automóvil, en donde el respeto por la historia se enfrenta a las ventas. ¿Respetarías tú la historia o antepondrías el nivel de ventas por encima de todo?

Archivado en Fiat 500, Históricos, MINI Cooper, Vintage
COMPARTIR 0 TWITTEAR

Comentarios (20)

Usa tu cuenta de Facebook para dejar tu opinión.

  • Sergio dice:

    Aquí en Europa nos reímos continuamente de Europa en materia automovilística. Que sí somos mejores, que si consumimos menos… Y resulta que nos llevan veinte años de ventaja (por lo menos). “Ellos” ya hicieron “homenajes” póstumos a (todas) sus viejas glorias y pisotearon su memoria y el resultado es que nadie se los toma muy en serio hoy en día. Ahora parece que Fiat y BMW han descubierto la gallina de los huevos de oro. Lo de estirar el éxito del Mini más allá de lo razonable no trae más éxito que el inmediato (recordemos al original). ¿Al 500 lo sustituirá el nuevo 126?

  • […] algo está de moda en los últimos años es resucitar a los modelos más emblemáticos de las marcas y modernizarlos, para convertirlos en modelos premium y en muchas ocasiones superventas. Esta […]

Publica tu opinión usando tu cuenta de Facebook.

Otras webs de Difoosion