Un Caterham y un avión tienen más cosas en común de lo que puedes creer

COMPARTIR 0 TWITTEAR

Caterham

Si te compras un Caterham es porque de verdad anhelas las sensaciones y dejas la comodidad a un lado. Si además te gastas los 54.700€ que cuesta la versión 485 es porque además eres un apasionado de la adrenalina y buscas emociones que solo encontrarías en una montaña rusa. Ahora bien, ¿qué relación puede haber entre un deportivo de estas características y un avión de pasajeros?

Caterham acaba de llevar a cabo una campaña de publicidad promovida por un spot muy curioso. Lo han querido llamar Caterham Airways y tiene relación con las indicaciones que se dan antes de echar el vuelo. La azafata siempre realiza la misma rutina en cada uno de los viajes y los pasajeros deben estar bien atentos para seguir las indicaciones en todo momento. Entonces, ¿qué pueden tener en común? No te pierdas el siguiente vídeo.

Bienvenidos a Caterham Airways, la curiosa campaña de publicidad de la compañía

Es muy importante destacar que para rodar el anuncio se ha contado con una unidad muy prestacional. Concretamente ha sido el 620S el modelo escogido para pisar el acelerador y desconectar las ayudas electrónicas. Cuenta con algunas anécdotas que muestran por qué tienen más cosas en común que diferencias. Está disponible desde hace unos meses y ya muestra todo aquello de lo que es capaz.

El truco está en las indicaciones que la azafata de vuelo hace antes de despegar. En la primera de ellas hace mención al cinturón de seguridad, el cual sirve en uno y otro caso para afianzar la seguridad de los ocupantes. En el Caterham se puede observar cómo es realmente necesario si uno no quiere salir disparado por el lateral.

La segunda de las recomendaciones es dejar el equipaje de cabina en un lugar en el que esté seguro y firme. De lo contrario puede ocurrir lo que pasa en el vídeo, el maletín se abre y deja escapar cientos de documentos en una sola vez.

Lo habrás podido comprobar, el uso del móvil, sobretodo a la hora de despegar y aterrizar, no está permitido. Pues bien, aquí tienes el motivo semejante cuando se es copiloto en un Caterham, corres el riesgo de que salga despedido por la increíble fuerza de aceleración, la cual puede hacer que te pegues al asiento durante todo el empuje.

El chaleco salvavidas es otro de los requisitos indispensables para ponerse en caso de emergencia. Como no iba a ser de otra forma, en este superdeportivo también es imprescindible en días de lluvia o sino que se lo digan al protagonista de las imágenes.

Otra de las acciones que no están permitidas es fumar. En Caterham tienen una forma curiosa para decírtelo y no es otra que sosteniendo el embrague (el 620S tiene cambio manual de 5 velocidades) y pisando a fondo el acelerador, el cual tiene debajo nada más y nada menos que 314 CV de potencia.

Todo está muy lejos de la realidad pero sin duda alguna, el lugar en el que habrá muchas más adrenalina es en el backet del superdeportivo británico. Al igual que lo que ocurre con el Polaris, éste va dirigido a un público muy focalizado por lo que el número de clientes potenciales es muy pequeño. ¿Cómo convencerles? Con publicidad que se muestra en el artículo.

Archivado en Aviones, Curiosidades, Publicidad
COMPARTIR 0 TWITTEAR

Comentarios (13)

Usa tu cuenta de Facebook para dejar tu opinión.

¿Te ha gustado? ¡No te pierdas nada más!

follow us in feedly

Nuestros blogs