Donkenvoort D8 GTO-RS, el holandés para todo aquel que no le guste un Caterham Seven

COMPARTIR 0 TWITTEAR

Donkenvoort D8 GTO-RS 01

Si te gusta conducir y el dinero no es problema, seguro que hay muchas alternativas que te complacerán para disfrutar de cada kilómetro de carretera. Ahora bien, con tanta tecnología y tantas limitaciones, el espíritu de competición cada vez está mucho más reservado hacia un segmento muy concreto, el de los automóviles de circuito o tandas de los famosos track days, los cuales abundan en cada circuito cada fin de semana.

Marcas como Caterham, Lotus o Morgan se valen de sus fieles clientes para seguir produciendo modelos de diseño contemporáneo pero perfectos para disfrutar quemando un juego de neumáticos. De corte más tradicional o con un toque más retro, dejan fuera a una gran cantidad de potenciales consumidores con fama de visitar asiduamente las pistas de medio mundo.

Ahora, un modelo denominado Donkenvoort D8 GTO-RS busca llenar ese posible hueco y hacerse con el sobrante que la competencia no llega a apropiarse. ¿Merece la pena incluir este modelo entre sus rivales? Todos unos huesos duros de roer y por ello nunca hay que subertimarles.

Donkenvoort D8 GTO-RS, un holandés en busca de clientes aficionados a los track days

Donkenvoort D8 GTO-RS 05

De entrada, afín de contentar a las administraciones públicas y más concretamente, a los órganos medioambientales, este automóvil cuenta con un motor que cumple la normativa Euro 6 en materia de contaminación. Así pues, sus 2.5 litros TFSI de origen Audi rinden a la perfección en un coche destinado puramente a sentir los latigazos tras pisar a fondo el acelerador, ya sea en plena recta o cruzando el morro en curva.

Cuenta con la colaboración de otras compañías como Bosch, la cual ha acondicionado el sistema Lauch Control para mejorar el agarre en la salida. Por supuesto, la gran mayoría de los componentes están fabricados a mano por lo que el número de unidades disponibles no se espera que sea alto, situándose los primeros rumores en una producción de unos 40 vehículos, es decir, todo un edición limitada con ansias de revalorizarse en el futuro.

Donkenvoort D8 GTO-RS 04

En cuanto al precio, es lógico pensar en unas grandes sumas de dinero pero posiblemente te has quedado por debajo de lo que podría intuirse. Cada una de las unidades que la compañía holandesa va a producir le costará al consumidor un total de 151,173 €, a los que habrá que añadir el impuesto correspondiente dependiendo del lugar en el que se quiera matricular. ¿Matricular? Sí, está homologado para su conducción por la vía pública por lo que al menos uno podrá ‘fardar’ de tener un track day car sin tener que llamar a una grúa para desplazar el coche.

Sin embargo, esto no es lo mejor de todo. De esa tirada de 40 unidades, ya están vendidas la mitad. Se desconocen los motivos pero si los millonarios se empujan los unos a los otros para tener este singular coche entre sus filas es porque realmente lo vale, ya sea para especular o simplemente para disfrutarlo en circuito. Aún así, es importante recordar que el fabricante cuenta con su propio séquito de fans, los cuales podrían haber comprado varias de esas famosas unidades vendidas en la pre-reseva.

Archivado en Circuitos, Competición, trackdays
COMPARTIR 0 TWITTEAR

Comentarios (12)

Usa tu cuenta de Facebook para dejar tu opinión.

¿Te ha gustado? ¡No te pierdas nada más!

follow us in feedly

Nuestros blogs