El último juguete de Floyd Mayweather, un Koenigsegg de casi 5 millones de dólares

COMPARTIR 0 TWITTEAR

Koenigsegg CCXR Trevita

Lamentablemente, la vida de las personas está condicionada por muchas variables. El futuro comienza a forjarse ya por el lugar y tiempo en el que se nace. La desigualdad que se produce en el mundo es tristemente fuerte y difícil de asimilar. Mientras unas pocas fortunas no saben en qué invertir sus incontables billetes, gran parte de la población se tiene que contentar con subsistir. Entre el pequeño selecto grupo de personas con alto poder adquisitivo, los hay que saben administrar sus bienes y los que llevan el derroche por bandera. En Freno Motor ya habrás podido comprobar como algún que otro ‘ricachón’ vive la vida a base de sus ganancias que le proporciona el poker.

En el día de hoy, vas a ver qué hace un tipo poco tiempo después de haber ganado un combate de boxeo que parecía ser el que marcaría una época en este deporte pero que terminó acabando como un fiasco. Sí, habrás podido intuir que estoy hablando del derrochador por excelencia Floyd Mayweather. La última de sus adquisiciones en el terreno de los superdeportivos es un tanto especial ya que se trata de una edición limitada de una marca ya de por sí exclusiva, Koenigsegg. El modelo en cuestión es un CCXR Trevita de color grisáceo.

Qué incluye esta versión tan exclusiva

Koenigsegg

Es bueno empezar a comentar el precio de la pieza de coleccionista que acaba de comprar. Únicamente existen tres modelos como el que aparece en las imágenes. Esto quiere decir que es una auténtica reliquia de cara a una futura subasta. Para que al adinerado boxeador le salga rentable la operación, deberían ofrecerse más de 4.8 millones de dólares, que es justo el precio que ha tenido que pagar para hacerse con este hiperdeportivo. ¿Los vale? Ciertamente, parece que en el sector del automóvil clásico y de ediciones limitadas existe una burbuja, pero dejando a un lado ese tema, ¿es un precio justo? Por prestaciones y exclusividad podría decirse que sí.

Este coche, al igual que el Hennessey Venom GT, no puede registrarse y estar presente entre los modelos más rápidos del mundo por el simplemente hecho de que la tirada de fabricación fue menor a los estándares por los que se rige esta clasificación. Sin embargo, si se incluyese en esta prestigiosa lista, coparía uno de los puestos más altos ya que alcanza una velocidad punta de unos 410 km/h aproximadamente. Además, es capaz de pegar al asiento al piloto por su ‘bestial’ aceleración. Nada más y nada menos que 2.9 segundos son los que le bastan para conseguir los 100 km/h desde parado.

¿Como ha salido a la luz esta noticia? A través de las redes sociales que el propio boxeador se encarga de alimentar con polémicas como ésta. No es la primera vez que genera ‘ruido’ ya que es famoso por su ostentación y continua divulgación de la fortuna que posee mediante fotografías repletas de billetes y caprichos varios.

A modo de curiosidad, entre su amplia colección de coches, no faltan tres unidades del hiperdeportivo Bugatti Veyron, siendo su preferido el Sport Vitesse.

Archivado en Edición limitada, Exclusividad, Koenigsegg, Lujo, Superdeportivos
COMPARTIR 0 TWITTEAR

Comentarios (10)

Usa tu cuenta de Facebook para dejar tu opinión.

Otras webs de Difoosion