Estás a punto de ver el Pontiac Bonneville más tejano de la historia

COMPARTIR 0 TWITTEAR

Pontiac Bonneville

Pontiac es un fabricante que puede no tener presencia en el mercado europeo pero que, en cambio, sí que goza de una buena posición en Estados Unidos. De hecho, ambos mercados siempre se han diferenciado, basta con mirar los modelos nominados al ‘Car of the Year’ de ambos extremos del continente, los de Estados Unidos y los de Europa.

Además, siempre han disfrutado de poseer un reconocimiento en el país estadounidense. Desde los años sesenta y setenta han mantenido una popularidad constante, a diferencia del resto de países. Puede ser que el diseño de sus creaciones no encaje con lo que buscan los consumidores europeos o asiáticos, entre otro. Pero para ser sinceros, ¿a quién no le gustaría disponer en su garaje de un Pontiac Bonneville con su carrocería kilométrica? Es cierto que este tanque de más de cinco metros conllevaría más gastos de los que uno puede imaginarse pero sería genial, ¿verdad?

Precisamente, este modelo, uno de los más famosos de la compañía estadounidense, es el protagonista de esta historia. Ser cowboy es una profesión de lo más respetada en el país más rico del mundo, sobre todo en algunos Estados. Así pues, alguien tuvo la ‘brillante’ idea de tunear el coche dándole un estilo americano.

Pontiac Bonneville by Nudie Cohn

Pontiac Bonneville back

Nudie Cohn, amante de la música country y del mundo relacionado con este estilo de vida, fue el creador de la reconversión del histórico americano. Obviamente y como no podría ser de otra manera, es imposible que deje a nadie indiferente. Puede que hayas tenido el privilegio de ver algo raro en el frontal de un coche pero seguro que no verás unos cuernos acoplados, ‘perfectos’ para reducir la peligrosidad ante un atropello.

En cada rincón del vehículo se pueden detallar numerosos elementos que enfatizan el estilo de los rodeos americanos. Todos sabemos lo que les gustan, por lo general, las armas a los americanos y en esta unidad no podrían faltar. No pueden contarse con los dedos de una mano así que hazte a la idea de cuantas incorpora. De hecho, hasta el logotipo de la compañía ha sido sustituido por un revólver. ¿Tiene sentido? Parece que cualquier amante de este ‘deporte’ demandaría estos caprichos si encargase una modificación a la compañía Nudie Mobiles.

Pontiac Bonneville interior

Aunque sin duda, lo realmente interesante está en el interior. Si a lo largo de toda la carrocería hay instaladas varias armas de fuego, el interior debería estar repleto de munición y, como no podría ser de otra manera, así es. Hasta en los cinturones de seguridad se pueden observar balas auténticas. Sin embargo, lo que más llama la atención es la silla de montar situada en el hueco disponible entre ambos asientos. Todo el interior ha sido remozado para sustituirlo por otro que ambientase el habitáculo, como si de un bar de música country se tratase. Por ello, no faltará la piel tanto en los asientos delanteros como en los traseros y un conjunto de chapas de diferente significado.

Como no podría ser de otra manera, modificaciones horteras conllevan precios abusivos. ¿Cuánto estarías dispuesto a gastarte por algo parecido a esto? Sube sube, no te habrás acercado ni por asomo. Nada más y nada menos que se espera obtener por esta unidad unas cifras que van de los 250.000 hasta los 350.000 dólares. ¿Lo conseguirán? Siempre habrá alguien con demasiado dinero para pujar estos precios por algo así.

Archivado en Americanos, Clásicos, Pontiac, Tuning
COMPARTIR 0 TWITTEAR

Comentarios (3)

Usa tu cuenta de Facebook para dejar tu opinión.

Otras webs de Difoosion