Porsche presume de su tecnología justo antes de comenzar a producir el Mission E

COMPARTIR 0 TWITTEAR

Porsche E-Performance

¿Qué tienen en común los cuatro automóviles que aparecen de la fotografía principal del artículo? Todos tienen su propio sistema de hibridación, es decir, un motor de gasolina trabaja conjuntamente con uno tren eléctrico para apoyarse mutuamente en el reparto de la energía. Porsche es una de esas empresas que, pese a ser una de los preferidos de los puristas, no ha parado de innovar y adaptarse a la nueva situación del mercado.

Ya se adelantaron a su tiempo cuando comenzó la comercialización del Cayenne, allá por el año 2002 y lo volvieron a hacer al hibridizar gran parte de su gama con su correspondiente diseño adecuado a la tecnología. Ahora, están a punto de pasar a la tercera y más importante fase, la puesta en el mercado de un modelo puramente eléctrico. Es un paso que marcará el inicio de una nueva forma de producir automóviles y por tanto, el Mission E marcará un antes y un después en la compañía.

Antes de que comience su producción, varias preguntas aparecen en escena, ¿está preparada Porsche para plantar cara a Tesla y sus futuros rivales? ¿Están precipitándose en la firma germana a la hora de producir un automóvil del que aún no se tienen especificaciones contrastadas? El fabricante de Stuttgart quiere despejar todas las dudas y por ello ha querido mostrar un vídeo de los éxitos de su tecnología ajena a la gasolina o diesel.

Porsche E-Performance, un paso más allá hacia la electricidad

Es cierto que a todos nos gustaría un ‘novecientos once’ con el apellido Turbo, sea cual sea la nomenclatura de la generación pero hay que ser sensatos y pensar en lo que eso acarrea. Visitas continuas a la gasolinera, posibles sanciones por exceso de velocidad, etc. Con el futuro que está planteando Porsche podrías evitar tener que ir a tu estación de servicio más cercana.

Electrificar un modelo es un paso muy importante a la hora de acometerlo dentro de un fabricante. Conlleva numerosos costes adicionales y aún la eficiencia de esta tecnología puede estar en entredicho. En cambio, la compañía del grupo VAG está convencida de poder plantar cara a modelos con unas autonomías más que aceptables teniendo en cuenta la oferta actual.

Hasta ahora, los modelos híbridos habían llegado al SUV de la firma, a la berlina de lujo y en última instancia, al deportivo flagship, el 918 Spyder, el que está llamado a convertirse como uno de los clásicos con mayor revalorización en unos años. El próximo Mission E, cuyo nombre ya dice mucho acerca de su orientación, es el elegido para ir un poco más allá y prescindir de la motorización de combustión.

Como no podría ser de otra forma, estas mecánicas alternativas no podrían existir de no ser por la inversión realizada todos estos años en el equipo que representa al grupo VAG en el Word Endurance Championship (WEC), de ahí que esté presente en varios tramos del vídeo y en la imagen superior.

Si ahora mismo hay disponibles dos mecánicas híbridas en la gama, a lo largo del próximo año habrá una nueva eléctrica. Poco a poco se observan los avances de grandes compañías a la hora de convertir su infraestructura de venta hacia una nueva etapa plagada de híbridos, eléctricos y energías alternativas.

Archivado en Híbridos enchufables, Modelos, Tecnología
COMPARTIR 0 TWITTEAR

Comentarios (14)

Usa tu cuenta de Facebook para dejar tu opinión.

Otras webs de Difoosion