Por qué Rolls-Royce ha perdido su esencia de exclusividad que tanto le caracterizaba

Por qué Rolls-Royce ha perdido su esencia de exclusividad que tanto le caracterizaba

COMPARTIR 0 TWITTEAR

wraith

Históricamente, Rolls-Royce era una compañía que basaba su producción a un número de unidades que apenas superaba unos pocos centenares al año. Esto, con el paso de los años y el aumento de las versiones disponibles, ha llegado hasta un total de 4.000 unidades.

Esta situación se ha producido, principalmente, por el aumento de segmentos en los que operaban sus principales competidores. El ejemplo más claro fue el hito del Bentley Continental, el cual supuso ingentes ingresos a la principal competidora de Rolls-Royce durante la década pasada.

Actualmente, la gama de una de las compañías de vehículos de lujo más experimentada está formada por un total de 4 versiones; Phantom,Dawn, Wraith y Ghost. Ahora bien, ¿se antoja el futuro como una continuación de este tipo de producción y venta o volverá de nuevo al tradicionalismo que siempre ha caracterizado a la compañía de la doble ‘R’?

Rolls-Royce, su actual estrategia podría tener los días contados

phantom

Torsten Müller-Ötvös, principal jefe de la filial del grupo BMW, ha sido la persona encargada de pronunciarse acerca de los rumores que apuntaban que el futuro la compañía podría seguir los planes de Bentley. Tal y como ha querido dejar claro, el ejecutivo dejó caer en una entrevista que el objetivo seguirá siendo la creación de modelos únicos.

‘No queremos ver un Rolls-Royce en cada esquina. Es su estrategia, pero nosotros nos centramos en hacer piezas únicas.’ – Esto decía cuando se le preguntaba sobre la estrategia de seguir la línea de su máximo rival.

La defensa de la compañía radica en que cada uno de los 4.000 vehículos vendidos el año pasado eran diferentes entre si (a no ser que el comprador de varias unidades hubiese decidido que los que comprase tuviesen el mismo toque personalizado.

De hecho, una de las particularidades que más llama la atención es que al diseñar la configuración de cada unidad se puede elegir la tonalidad exacta que el cliente pida. Si ésta no está disponible en la paleta de colores que ofrece la compañía del grupo BMW, se registrará denominándola con el nombre de la persona que adquiera el vehículo, figurando así para el próximo comprador si a este no le importa.

Así pues, detalles como este parece que perdurarán en el tiempo mientras la cúpula de la compañía siga apostando por la exclusividad. Al parecer, que las ventas hayan sido 3 veces superadas por la compañía que tiene en frente no es suficiente como para aumentar el volumen de producción y comercialización.

Archivado en Exclusividad, Lujo, Ventas
COMPARTIR 0 TWITTEAR

Comentarios (17)

Usa tu cuenta de Facebook para dejar tu opinión.

¿Te ha gustado? ¡No te pierdas nada más!

follow us in feedly

Nuestros blogs