SEAT 1430 DDAuto, el modelo más codiciado por los coleccionistas de clásicos

COMPARTIR 0 TWITTEAR

Un ejemplar del DDAuto

Probablemente uno de los coches clásicos más admirados y respetados del mercado español, el 124 es un icono donde los haya. Se podría decir que es hasta un estilo de vida. Esta berlina de los años 70 marcó un antes y un después en el mundo del motor y a día de hoy se sigue conservado con mucho apego y cariño por sus dueños.

Allá por el año 1972 la marca española fabricó dos unidades, una de color rojo y otra de color amarillo. Ese modelo se consideró el prototipo de lo que sería la máquina más deportiva de toda la gama. Cogieron un SEAT 124 de primera generación (faro redondo) y le pusieron un motor procedente del Sport de 1.6 litros con una caja de cambios de 5 velocidades, manguetas reforzadas, suspensión Bilstein, frenos de doble bombín… En resumidas cuentas, crearon una máquina impresionante que no se vendería hasta 3 años después.

SEAT ya había cambiado el diseño del 124 que pasaría a denominarse 1430. Para fabricar este modelo especial tomaría como base el 1430-1800 FU 10, al que DDAUTO le practicó una serie de mejoras para hacerlo más deportivo. Esta vez SEAT si lo comercializó y solo se vendieron unas 700 unidades. Los colores disponibles eran blanco, rojo, beige, verde y las últimas 20 unidades en azul marino. Este coche era muy común verlo corriendo en rally durante finales de los años 70 y principios de los 80.

Así era como los fabricaban

Las mejoras eran similares a las que le habían hecho al prototipo, pero con algunos retoques más. Estas reformas eran, frenos delanteros de doble bombín Girling , llantas Strall, trapecio superior modificado, amortiguadores Bilstein, manguetas más resistentes, dirección de cremallera adaptadas, volante Ranz de tres palos, asientos Recaro, cambio de 5 velocidades procedente del 124 Sport, molduras negras, franja negra especial, todos los cromados negros, no tenía insignia en la calandra, faldón delantero, alerón trasero , paragolpes en negro.

El motor daba 135 cv pero se podía ponerle dos tubos de escapes independientes y subía la potencia en 5 cv. Era un coche muy potente, pero ese mismo año, SEAT mejoró el 1430-1800, creando el FU11 Réplica, que tenía 10 cv más que esta versión. Se podría decir que este era el equivalente español al Abarth italiano.

A día de hoy quedan muy pocas unidades y no se sabe con certeza cuantas han sobrevivido, pero se comenta que no llegarán ni siquiera a la decena. Es un modelo muy codiciado y además muy bien cotizado en este momento, pero el que lo tenga creo que no se querrá deshacer de este clásico que dentro de poco cumplirá 40 años.

Archivado en Clásicos, DDAuto, SEAT 124, SEAT 1430
COMPARTIR 0 TWITTEAR

Comentarios (10)

Usa tu cuenta de Facebook para dejar tu opinión.

  • Eusebio dice:

    Me encantan los coches clásicos y este es uno de mis preferidos.

    Aunque me gusta mas el Seat 128 Sport. De pequeño siempre soñaba con tener uno que nunca llego.

    ¿Alguno sabe cuantos 128 Sport puede haber en el mercado?

  • Montabone dice:

    Unas pequeñas puntualizaciones; esos dos primeros prototipos, no se realizaron sobre la base de ningún 124 de “primera serie”, sinó sobre dos 124-D, de los presentados en el año 1971. Y en la gama de colores de pintura del modelo definitivo que se llegó a comercializar (que por otra parte compartía totalmente con el 1430 Especial 1800, en el cual se basaba), falta el color “Verde Lago”. Doy por supuesto, que cuando dices “Verde”, te refieres al “Verde Musgo”.

    La verdad es que nunca lo vimos participar en Rallyes, ya que el bajo número de unidades producidas, lo hubiera condenado a hacerlo en la categoría de “Turismos especiales”, en la cuál no hubiera resultado competitivo.

    En cuanto a algunas de las modificaciones que aportaba, aparte de unas llantas fabricadas ex profeso para él por la firma STRAL y no STRALL, el volante de tres radios y aro forrado en cuero era suministrado por una marca de verdadera calidad como NARDI, y no por otra como RANZ, y tenía como opciones los asientos anatómicos Recaro, los amortiguadores de gas Bilstein, y el deflector aerodinámico sobre la tapa del maletero; elementos éstos tres, que en un principio estaba previsto ofrecer como equipo de serie, y que más tarde, por cuestiones económicas, pasaron a ser optativos. El grupo propulsor y el cambio de velocidades, por su parte, eran idénticos a los del Seat 124 Sport Coupé 1800 contemporáneo, y al igual que éste, el motor rendía una potencia máxima de 118 HP (DIN) según declaraba Seat.

    • Pablo Perez Ruiz dice:

      Pues lo siento pero discrepo en algunas cosas. Lo primero, le nombro primera serie (foco redondo) porque 124D también se denominaba a la versión diesel del último 124 con faro rectangular. En los colores, no tenía ni idea y lo de los rallys, alguno si que corrió porque la norma de “Turismos Especiales” salió a partir de los años 80, antes de la creación del Grupo B.

      Un fallo lo de la marca de las llantas, pero lo de los asientos Recaro y el volante Nardi, se les montó a las últimas unidades. Desde un principio trajeron volante Ranz, de hecho, puedes buscarlo. La información la saque del museo SEAT y de un conocido mio, experto en 124 ya que trabajó muchos años en SEAT y se dedica a restaurarlos. De todas formas, gracias por la colaboración.

Publica tu opinión usando tu cuenta de Facebook.

¿Te ha gustado? ¡No te pierdas nada más!

follow us in feedly

Otras webs de Difoosion