Skoda Tudor, el Audi A5 checo… que no fue

COMPARTIR 0 TWITTEAR

Vista lateral del Skoda Tudor

Salón del Automóvil de Ginebra, año 2002. En el stand de Skoda se descubre un interesante prototipo denominado “Tudor” en homenaje a uno de los más carismáticos coupés de la marca. Se trata de un interesante coupé 4 plazas basado en la plataforma de la punta de lanza de la firma, el Superb, reduciendo las cotas de altura para redondear su apariencia deportiva. Bajo su capó, el bloque V6 de 2,8 litros del grupo VAG, con tecnología de 5 válvulas por cilindro, que transmitía a las ruedas anteriores una potencia de 193 cv asociado a una caja de cambios de 5 relaciones.

Las novedad que presentaba este prototipo era, sin ninguna duda, una nueva concepción de coupé de 4 plazas, amplio y con las características necesarias para viajar cómodamente en su interior, desterrando la idea del 2+2, en el cual las plazas traseras se encontraban ampliamente limitadas.

Vista interior del Skoda Tudor

Desde su presentación, se afirmaba que era una demostración de lo que era Skoda era capaz en términos de diseño y creatividad, sin tener en perspectiva una posible comercialización. Las críticas fueron sobresalientes en su diseño, sin que llegase a trascender sus capacidades dinámicas, que sin duda alguna, no era su pretensión.

Vista trasera del Skoda Tudor

Han pasado ya 12 años desde este hito en el Salón de Ginebra, sin embargo su línea permanece asombrosamente actual. No es de recibo la comparación de su silueta de coupé con la de un Audi A5. Es este hecho el que probablemente haya prevalecido para descartar su comercialización; y es que la marca del grupo más low-cost no puede ofrecer algo tan semejante a uno de los modelos más representativos de Audi.

¿Muerto de éxito antes de su salida? Es posible que ofrecer una apuesta tan aparentemente premium bajo el paraguas de Skoda no hubiese sido un éxito de ventas, o bien la escalada de gama que Skoda estaba ofreciendo con sus modelos en aquella época (Superb especialmente) no encajaba con la marcada en su Plan de Márketing. De lo que no existe ninguna duda es que la aceptación de este prototipo animó aún más al grupo a la creación del Audi A5.

Archivado en Coupés, Prototipos, Skoda Tudor
COMPARTIR 0 TWITTEAR

Comentarios (10)

Usa tu cuenta de Facebook para dejar tu opinión.

  • Álvaro Hurtado dice:

    Te digo que si se hubiera comercializado, aquí en España se hubiera vendido como churros. Un saludo, y bienvenido a esta nueva aventura compañero.

    • Alberto Cea dice:

      Puede ser Álvaro, seguro que como tracción delantera y bajo la marca checa el precio hubiese sido muy ajustado, aún con el riesgo de haber canibalizado el mercado superior del A5. Gracias por tu bienvenida, encantado de formar parte de este grupo

Publica tu opinión usando tu cuenta de Facebook.

Otras webs de Difoosion