5 equipamientos tecnológicos que a todos nos gustaría tener en nuestro coche

COMPARTIR 0 TWITTEAR

Control de crucero adaptativo con HUD

Si para confeccionar la lista sobre los opcionales imprescindibles no tuve ninguna duda, para redactar esta me he encontrado con más complicaciones de las que yo pensaba. Y no es por falta de opciones. Al contrario. Lo difícil es marcarse un tope ante una oferta cada vez más amplia, avanzada, práctica y tentadora. Pero como me tengo que limitar a cinco, no me ha quedado más remedio que usar la podadora.

Head up display

HUD

El Head up display es un claro ejemplo de diseño para la industria aeronáutica que se termina aplicando en automoción. En concreto, si has visto Top Gun, recordarás el F-14 Tomcat pilotado por Tom Cruise que presentaba toda la telemetría del aparato proyectada en el parabrisas de su carlinga. Algo similar se puede hacer ahora también en los coches: sin apartar la vista de la carretera es posible ver determinados datos importantes para la conducción, proyectados directamente sobre la luna parabrisas. Gracias al HUD, informaciones como la velocidad, las indicaciones del GPS, o la señalización vial, son procesadas por el conductor hasta un 50% más rápido.

Asistente para la visión nocturna por infrarrojos

Visión nocturna infrarrojos

Uno de los grandes sueños de cualquier ser humano sería poder ver con la misma nitidez que de día cuando reina la oscuridad. Por eso, la industria militar desarrolló unos visores que mediante rayos infrarrojos permitían a los soldados ver en la oscuridad. Y enseguida los fabricantes de coches los adoptaron para contribuir a que los conductores vieran mejor de noche. Lo bueno de este sistema es que, en oposición a los que operan con cámaras térmicas, no solo detectan puntos que desprenden calor como peatones o animales, sino que pueden avisarte también de la presencia de objetos fríos como una piedra o un vehículo averiado en la calzada.

Control de crucero adaptativo

Control de crucero adaptativo

El miércoles escribí sobre el programador de velocidad como un elemento básico que deberían traer todos los automóviles de serie. El control de crucero adaptativo es una evolución del mismo que proporciona comodidad y seguridad al conductor. Desde el punto de vista del confort, con el control adaptativo te despreocuparás del acelerador. Tú programas el dispositivo para circular a una velocidad fija (por ejemplo, a 130 kilómetros hora) y el sistema se encarga de medir la velocidad del resto de vehículos que circulan por la misma vía, adaptándose a la misma. Si el coche precedente circula a 100 kilómetros hora, en cuanto te acerques a una determinada distancia (fijada previamente por ti) tu automóvil comenzará a decelerar para adecuarse a ese ritmo de marcha. Y mientras ese coche no se aparte o tú no cambies de carril, el sistema equiparará tu velocidad con la suya para evitar una colisión. En caso de frenazos bruscos, algunos dispositivos avisan mediante una señal sonora y visual, mientras que otros directamente llegan a frenar tu vehículo hasta pararlo.

Asistente al cambio de carril

Asistencia al cambio de carril

Realmente en este epígrafe voy a hablar de dos equipamientos distintos. Por una parte están los dispositivos que te ayudan a mantenerte en el carril. Mediante cámaras son capaces de reconocer las líneas de la carretera, advirtiéndote de la posible salida mediante avisos sonoros o visuales, o incluso endureciendo o llegando a girar la dirección en algunos casos automáticamente, sin intervención del conductor. De ese modo se evitan las salidas de carril por un despiste. Pero por otro lado hay otra opción que trata de minimizar los ángulos muertos que se producen al mirar por los espejos: el asistente al cambio de carril. Para evitar un impacto, estos asistentes advierten del peligro encendiendo un testigo luminoso en los espejos retrovisores para avisarnos de que hay un coche en el carril contiguo que tal vez no hayamos visto.

Asistente automático de aparcamiento

El gran problema de nuestro tiempo en los cascos históricos de las ciudades es el aparcamiento. Un bien cada vez más preciado y escaso que a veces puede convertirse en verdadera pesadilla si el único hueco disponible es casi de las dimensiones del coche. O se tiene una enorme pericia, o hay que recurrir a alguna ayuda exterior. El otro día expliqué que hay sensores de aparcamiento que hasta pueden llegar a incorporar una cámara de marcha atrás para ver correctamente lo que se halla a nuestra espalda. Pero el verdadero avance se encuentra en los asistentes que permiten que un vehículo aparque solo, sin la intervención del conductor. Para ello, pueden girar el volante y desplazar el automóvil autónomamente. Incluso para aparcar en batería, Audi ha diseñado un sistema por el que el conductor se puede bajar del coche antes de aparcarlo y terminar la maniobra desde fuera del mismo, teledirigiéndolo con la ayuda de su smartphone. Y tú creías que lo de James Bond conduciendo con su móvil un BMW desde el asiento trasero era pura ficción…


¿Te imaginas la cantidad de accidentes que podrían evitarse con estos equipamientos? ¿Y lo confortable que sería un viaje largo a bordo de un vehículo con estos opcionales? Si crees que alguno más debería figurar en esta lista, dímelo en los comentarios.

Archivado en Asistencia al aparcamiento, Confort, Equipamientos, Innovaciones, Seguridad
COMPARTIR 0 TWITTEAR

Comentarios (15)

Usa tu cuenta de Facebook para dejar tu opinión.

Publica tu opinión usando tu cuenta de Facebook.

¿Te ha gustado? ¡No te pierdas nada más!

follow us in feedly

Nuestros blogs