Comma One, la alternativa si no puedes permitirte la conducción autónoma en un Tesla

COMPARTIR 0 TWITTEAR

comma-one

Disfrutar de la conducción autónoma a día de hoy supone tener el logotipo de Tesla Motors en el volante casi en la totalidad de los casos. Es cierto que otros fabricantes ya están introduciendo algunas mejoras de sus propios sistemas de innovación pero todavía no se acercan a lo que ofrece la gigante americana, al menos no sin poner esta tecnología a prueba a gran escala.

Lo que sí que está claro es que si quieres disfrutar de relajarte en carretera mientras el coche sigue la ruta marcada necesitas mucho dinero. El presupuesto llevado a cabo estos años para lograr el objetivo se está transfiriendo a los consumidores por lo que es muy caro todavía para la mayoría de los mortales.

Ahora bien, no están solos en el mercado ya que aplicaciones como Comma One están apareciendo con el único objetivo de poder posicionar la conducción autónoma en un escalón mucho más accesible. Eso sí, ¿les pueden hacer frente o simplemente son copias baratas que no tienen la fiabilidad que deberían tener?

Comma One, el gadget que quiere competir contra el Autopilot de Tesla

commaone

¿Recuerdas quién fue la primera persona que supo hackear un iPhone y una PLayStation 3? Sí, es el mismo que ha creado este increíble producto. Se llama George Hotz y, de la mano de la startup Comma.ai, quiere monopolizar un servicio que aún está ausente para la gran mayoría de los conductores actuales.

Todo el funcionamiento se basa en una serie de cámaras y sensores colocados en puntos estratégicos con el objetivo de recabar información. Una centralita, puesta en un punto estratégico, es la encargada de leer todos los datos para después ordenar una u otra acción.

De momento únicamente se puede utilizar en modelo Acura y Honda pero en unos meses podría estandarizarse para poder utilizarse en más plataformas. El principal aliciente de esta pequeña compañía es que en su primera ronda de financiación posee ya unos 3 millones de dólares recaudados, algo que fomentará la inversión para poder ampliar la gama de modelos compatibles.

De momento está listo para ser comercializado en Estados Unidos a finales de este año. Tendrá un precio poco atractivo pero es lo que tiene disponer de una innovación que carece en el mercado. Así pues, comenzará en los 999 dólares pero se espera que en el primer año de producción se consiga una eficiencia que le permita ser más competitivo en el mercado.

Este conjunto de dispositivos solo podrán utilizarse, eso sí, en modelos producidos desde el año 2012 en adelante y que cuenten, con al menos, dirección asistida electrónica y sistemas de frenos automáticos.

Habrá que estar atentos a ver qué es lo que ocurre en los próximos meses. Si lograse contar con el apoyo de una gran cantidad de clientes se podría generalizar el uso de este tipo de sistemas para el impulso definitivo de la conducción autónoma. ¿Ha llegado el fin de la conducción tradicional? Aún no, por supuesto. Eso sí, ¿se verán cada vez menos conductores? Sí que parece ser esa la tendencia pasadas unas décadas.

Archivado en Conducción autónoma, Innovaciones, Software
COMPARTIR 0 TWITTEAR

Comentarios (10)

Usa tu cuenta de Facebook para dejar tu opinión.

Otras webs de Difoosion