Dentro de tu coche (II): ESP

COMPARTIR 0 TWITTEAR

Especial dentro de tu coche (II): ESP

Volvemos con nuestro especial en el que analizamos a fondo las tecnologías que incorporan los coches modernos con uno de los avances en seguridad activa más modernos: el ESP. Este sistema constituye el complemente perfecto del ABS, del que hablamos en la primera parte de nuestro especial.

A lo largo de este artículo os contaremos qué es el ESP o control de estabilidad y cómo funciona. ¿Nos acompañas?

Qué es el ESP

ESP son las siglas de Electronic Stability Control o control electrónico de estabilidad. Aunque ESP es el nombre más utilizado para este sistema algunos fabricantes utilizan denominaciones diferentes, como VDCVehicle Dynamic Control–, DSCDynamic Stability Control— o VSCVehicle Stability Control. En cualquier caso todas estas denominaciones hacen referencia a un sistema común y al que a partir de ahora nos referiremos como ESP.

Al igual que el ABS, este sistema fue desarrollado por Bosch e introducido por primera vez en el mercado como equipamiento opcional en el Mercedes-Benz Clase S. El ESP es obligatorio en todos los vehículos nuevos vendidos en la Unión Europea desde noviembre de 2011.

La función del ESP es evitar derrapes incontrolados que puedan provocar un accidente, tratando de mantener el coche siempre dentro de la trayectoria marcada por el conductor a través del volante.

Funcionamiento del ESP

ESP en Open Zafira

El ESP pretende evitar todo tipo de derrape que nos haga perder el control del coche, para ello actúa de forma independiente sobre los frenos, pudiendo frenar ruedas de forma independiente. El principal objetivo del ESP es que el coche siga la dirección marcada por el volante, para ello hace uso de una serie de elementos mecánicos entre los que se incluyen:

  • Sensor de ángulo de dirección. Mide y reporta constantemente el ángulo de giro del volante.
  • Sensor de velocidad de giro de la rueda. Este es el mismo sensor que utiliza el ABS y mide la velocidad de giro de la rueda para detectar derrapes, bloqueos, etc.
  • Sensor de ángulo de giro y aceleración transversal. Este sensor es el más importante del sistema ESP ya que mide el desplazamiento lateral del vehículo y fuerzas que actúan sobre él. Gracias a este sensor se puede detectar el comienzo de un derrape y por consiguiente si el coche se está saliendo de la trayectoria deseada.

Al igual que pasaba con el ABS, el ESP realiza mediciones y cálculos cientos de veces por segundo, tomando datos de los sensores y realizando acciones de acuerdo con estos datos. Básicamente el sistema comprueba que el vehículo siga la trayectoria indicada por el volante y en caso contrario actúa de sobre los frenos frenando ruedas de forma independiente para corregir la trayectoria. Estas intervenciones selectivas de los frenos realizan una fuerza contraria a la que está provocando el derrape y permiten recuperar la trayectoria deseada.

Los sistemas ESP más modernos no solo actúan sobre los frenos, sino que también son capaces de controlar el par motor, lo que ayuda a reducir la velocidad y en muchos caso neutralizar derrapes producidos por un exceso de potencia.

Otros sistemas electrónicos utilizan parte de los componentes del ESP para su funcionamiento como el control de arranque en pendiente o el control de tracción, del que hablaremos en la próxima parte de este especial

Conclusiones

Como podéis ver, el ESP es un sistema de seguridad activa imprescindible que al igual que el ABS puede salvarnos la vida en una situación límite. Algunas organizaciones de seguridad como euroNCAP afirman que el equipamiento del ESP en todo el parque móvil podría llegar a reducir la mortalidad en carretera hasta en un 20%. Aunque esta cifra es una aproximación, nos ayuda a hacernos una idea de la importancia del ESP.

Si estáis pensando en cambiar de coche, ya sea uno nuevo o de segunda mano, es altamente recomendable que venga equipado con ESP. Para terminar cabe recordar que el ESP es un sistema muy efectivo, pero las leyes de la física están ahí y el ESP no puede saltarse estas leyes. Aunque los sistemas electrónicos de seguridad activa pueden salvarnos la vida en algunas ocasiones, habrá veces que los límites físicos impidan que estos sistemas nos puedan ayudar.

Como siempre nos gustaría conocer vuestra opinión. ¿Vuestro coche equipa ESP o un sistema de control de estabilidad similar? ¿Os ha salvado alguna vez de un accidente?

Archivado en ABS, Dentro de tu coche, ESP
COMPARTIR 0 TWITTEAR

Comentarios (11)

Usa tu cuenta de Facebook para dejar tu opinión.

Publica tu opinión usando tu cuenta de Facebook.

¿Te ha gustado? ¡No te pierdas nada más!

follow us in feedly

Otras webs de Difoosion