DoorDefender, el sistema que evitará golpes en la puerta cuando aparques en batería

COMPARTIR 0 TWITTEAR

Door Defender

Desafortunadamente, posiblemente te hayas visto alguna vez en esta situación. Sales del supermercado con tus compras hechas, te acercas a la puerta para entrar después de meter las cosas en el maletero y ves la pintura del coche de al lado marcada en la carrocería de tu coche. Obviamente, acompañando el rastro dejado por el color del vehículo está una abolladura que, por supuesto, no te hace ni pizca de gracia.

Antes o después sufrirás la ira de la puerta de otro coche y si eres de los que padeces al dejar el coche aparcado en batería, lo desarrollado a continuación te interesa. Se trata de un sistema que acabará con los roces que producen en tu coche toda una serie de bollos visibles. ¿Cómo pretenden eliminarlos? DoorDefender radica en una solución muy sencilla.

DoorDefender, ya no tendrás miedo de aparcar en batería

DoorDefender

Parece increíble que el sector del automóvil, tras más de un siglo en la economía mundial, no haya experimentado con un producto que evite los rayones y golpes producidos una vez se ha estacionado. En maniobras de aparcamiento, tanto sensores, cámaras de marcha atrás como sistemas que aparcan el coche sin necesidad de conductor, hacen las maniobras mucho más sencillas pero una vez aparcado, ¿qué?

Ahora, gracias a DoorDefender, podrás acercarte a tu centro comercial favorito sin estar pensando si a la vuelta te encuentrarás con algún que otro rozón en los laterales. El funcionamiento, como se ha dicho antes, es muy sencillo. Únicamente basta con colocar un elemento fabricado en microfibra a lo largo de la puerta para evitar que si al de al lado se le escapa la puerta, impacte con la chapa de tu coche. La protección quedará entre ambas piezas de metal, evitando así el choque.

Se acopla a la superficie de la puerta a través de unos imanes y tienen bastante resistencia ante las inclemencias del tiempo. Además, desde la compañía han pensado en todo y para evitar el robo de los mismos por algún que otro curioso, el sistema lleva atado un hilo de metal de alta resistencia que une la protección con el interior del vehículo.

Obviamente, su competencia directa es un vehículo, el Citroën C4 Cactus, el cual incorpora sus famosos bumpers anti arañazos. Aún así, desde que comenzaron su andadura en el mercado, han logrado vender más de 30.000 unidades de este innovador producto. No poseen casi ninguna tienda física por lo que su principal mercado viene a raíz de la red.

Ya operan en España y los precios parten desde casi los cincuenta euros hasta unos setenta euros aproximadamente según el diseño de los mismos y la configuración en cuanto al tamaño se refiere.

Archivado en Aparcamientos, Carrocería, Innovaciones
COMPARTIR 0 TWITTEAR

Comentarios (12)

Usa tu cuenta de Facebook para dejar tu opinión.

¿Te ha gustado? ¡No te pierdas nada más!

follow us in feedly

Nuestros blogs