Grafeno, la próxima innovación para combatir el peso en el automóvil ya está aquí

COMPARTIR 0 TWITTEAR

BAC grafeno 01

Cuando un vehículo quiere rodar a velocidades endiabladas, la potencia es tan importante como el peso. En la industria hay compañías que se especializan en únicamente un apartado; habitabilidad, prestaciones, seguridad o diseño. Seguro que en cada una de las especialidades has pensado la marca que más se caracteriza por este apartado.

Briggs Automotive Company, más popularmente conocida como BAC, está entre las compañías que buscan la ligereza por encima de cualquier otra mejora. Ya lo demostró el pasado año en el Festival de la Velocidad de Goodwood. Ahora, tras anunciar algunas versiones del Mono, ha informado de la última de sus investigaciones, el grafeno.

Aligerar unos pocos kilogramos en un coche de estas características puede suponer mejorar sus registros en circuito en unos décimas, vital cuando uno tiene en cuenta que está en lo más parecido a un Fórmula 1 que existe hoy en la calle. Ahora bien, ¿cuáles son los resultados de la innovación?

Para BAC la solución de su próximo bólido podría ser el grafeno

BAC grafeno 05

Es muy importante destacar que el fabricante no ha estado solo, ha contado con la ayuda de una empresa acostumbrada a lidiar con este manejable material. Junto a Haydale Composite Solutions se ha logrado conseguir instalar una serie de láminas de este componente en algunas zonas de la carrocería, la cual sigue poseyendo la estructura basada en la fibra de carbono.

Es extremadamente caro el empleo de este material por lo que no se ha podido introducir en masa. Aún así, en la empresa tienen conocimiento de las ventajas que ofrece este joven material sobre el resto de materiales para ensamblar el chasis con el conjunto de la carrocería. Así lo han hecho saber con la producción de este modelo único, el cual cotizará muy alto en los próximos años.

Según algunos estudios, este nuevo material es hasta un 20% más ligero que la convencional fibra de carbono y 200 veces más duro que el acero que todos conocemos. Estos datos, sin embargo, no sirven para que los fabricantes apuesten en su plenitud por armar las carrocerías de sus vehículos con el grafeno; los costes de producción son realmente costosos de producir.

BAC grafeno 04

Neill Briggs, confundador de la compañía de superdeportivos con apariencia de los más racing que uno se puede encontrar de fábrica, apuesta por el futuro de este material. Aún así, es consciente del alto precio que debe pagarse para cubrir una pequeña parte de la estructura por lo que es consciente de que aún tardará en llegar al mercado generalista.

Viendo qué es lo que está ocurriendo con la fibra de carbono, uno puede pensar que aún tardarán unos cuantos años en ver modelos que no sobrepasen los 20.000 euros con el capó, por ejemplo, fabricado en este material. El problema está en el coste de producción y para ello la inversión en este tipo de tecnologías deben seguir en esta dirección.

Haydale Composite Solutions tampoco ha desvelado qué comisiones se lleva a la hora de colaborar con ellos por lo que uno no puede hacerse a la idea de cuánto cuesta realmente producir una lámina como las que aparecen en el modelo fabricado utilizando este material.

Archivado en Innovaciones, Ligereza, Materiales
COMPARTIR 0 TWITTEAR

Comentarios (18)

Usa tu cuenta de Facebook para dejar tu opinión.

¿Te ha gustado? ¡No te pierdas nada más!

follow us in feedly

Nuestros blogs