¿Hablar de superdeportivos si no incorporan frenos cerámicos? Aquí está la respuesta

COMPARTIR 0 TWITTEAR

Frenos cerámicos

Basta con acudir a la realización de alguna configuración del alguno de los modelos de tus sueños y comprobar, por desgracia, el precio de las opciones. Podrías pensar, ¿tengo para el básico? Después te das cuenta de lo que sube con alguna que otra opción caprichosa y vuelves a poner los pies en el suelo y a la realidad. Pero, puestos a ser millonarios, ¿renunciarías a tener alguno de los paquetes que tendrán un papel fundamental si quieres sacar el máximo provecho del caro automóvil que te comprarías?

A decir verdad, hoy me apetecía soñar. Se me ha pasado por la cabeza recorrer algunas de las webs oficiales de los fabricantes que tienen en su gama los modelos más rápidos del panorama automovilístico. No me he llevado ninguna sorpresa, pocas opciones bajaban de los 500 o 600 euros, siendo además poco útiles para el día a día. Pero mirando con un poco más de interés me ha llamado la atención que, en modelos que perfectamente podrían destacar en los track days, no incorporan algo fundamental de serie, un equipo de frenos cerámicos de alto rendimiento.

Importancia de equipo de frenos cerámicos

Frenos cerámicos

Estamos ante un precio marcado de base que no cumple con las cualidades que se esperan de él. En la publicidad únicamente aparece la parte positiva, prestaciones de 0 a 100 km/h en espacios de tiempo que apenas rondan los 3-4 segundos, además de velocidades punta que superan fácilmente los 300 km/h o, si no consiguen alcanzar esa cifra, se debe a que llevan de fábrica alguna limitación electrónica. A las marcas se les ‘llena la boca’ con estos datos pero, ¿se debe basar todo en estos números? Lo cierto es que no. Ante una competición tipo drag race o una llevada a cabo en circuito con curvas, seguramente se prefiera la segunda de las dos opciones, pero con el equipamiento de serie, ¿podrías?

Hace escasamente unos días pudimos ver un experimento basado en unos iPhone 4s y 5s que actuaban como pastillas de freno, con un resultado ‘satisfactorio’ pero nada recomendable pasadas unas frenadas. Lo ocurrido en esa prueba podría asemejarse a lo que le pasa a los frenos de fábrica que traen deportivos de la talla del Jaguar F-Type o Mercedes-AMG GT Coupe.

Frenos cerámicos de Porsche 918 Spyder

¿Por qué? El calentamiento que se deriva de la continua fricción entre las pastillas y el disco provoca que tras un desgaste que se prolonga durante unas vueltas a un circuito, los frenos pierdan la capacidad de frenado, provocando la obligada parada del vehículo para que se enfríen. Con los frenos cerámicos, la durabilidad aumenta considerablemente, pudiendo disfrutar del superdeportivo durante mucho más tiempo que si no los incorporase. Esto conduce a una obligada pregunta, ¿por qué no se incorporan desde un primer momento en vez de hacerlo como equipamiento opcional? ¿El alto precio del sistema? Puede ser, pero estamos ante modelos que superan los 100.000 euros de forma holgada, por tanto, no debería suponer una gran barrera para la compra.

Se ha contemplado el trío de superdeportivos de Jaguar, Mercedes-AMG y Porsche. El primero de ellos únicamente ofrece entre el equipamiento opcional este sistema de frenos con un precio de 10.430 euros ya que obliga a seleccionar unas llantas de 20″ para dar cabida a semejantes pastillas. En el segundo caso, Mercedes-AMG ofrece los frenos cerámicos en su modelo GT Coupe con un precio de 10.378,09 euros. Finalmente, el Porsche 911 no lo lleva incluido hasta la versión Turbo S, una de las más potentes de toda la historia del mítico modelo. Para las versiones inferiores a este ‘cohete’, habrá que hacer un desembolso de 9.706 euros.


Se podría, por tanto, hacer una recomendación y, más aún, tras analizar las ofertas de algunas marcas premium. De acuerdo con los modelos más básicos, se debería ofrecer la posibilidad de incluir este extra de forma opcional. Sin embargo, para las versiones más potentes, deberían ir incluidos de serie. Lo único que pueden generar, de esta forma, es crear un enfado generalizado entre todos aquellos clientes que sean aficionados a las tandas y no puedan exprimir sus deportivos de altos vuelos por culpa del dicho sistema de frenos ‘simple’.

Archivado en Circuitos, Jaguar F-Type, Mercedes-AMG GT, Porsche 911, Seguridad, Superdeportivos
COMPARTIR 0 TWITTEAR

Comentarios (16)

Usa tu cuenta de Facebook para dejar tu opinión.

¿Te ha gustado? ¡No te pierdas nada más!

follow us in feedly

Nuestros blogs