La tecnología también ayuda a los ladrones

COMPARTIR 0 TWITTEAR

OBD salpicadero

En muchas ocasiones la tecnología nos ayuda proporcionándonos mejoras de seguridad, adelantos que las marcas utilizan en los vehículos que usamos a diario… Pero lo que mucha gente desconoce es que también facilita la labor de los ladrones, que al igual que las marcas, acuden a la tecnología para facilitar su labor y poder hacerse más fácilmente con nuestros coches. A continuación intentaré explicaros en que consiste su sistema para que todos sepáis lo que nos puede pasar en cualquier momento.

Gracias a la electrónica, que controla nuestros utilitarios, una persona con los conocimientos necesarios y el material adecuado podría hacerse con el control total de nuestro vehículo debido a que los fabricantes, cada vez más, tienden a centralizar todo ese control electrónico de nuestros automóviles en un mismo punto. Este punto se conoce como CAN (Controller Area Network) y es un bus interno que permite a los múltiples dispositivos del coche comunicarse entre sí, algo así como el cerebro que controla desde la presión de los neumáticos hasta el sistema de frenos.

Para lograr ese control emplean unos dispositivos muy básicos — que pueden adquirirse por un importe entre los 50 y los 100 euros– , y que se conectan al puerto OBD (también conocido como conector general de diagnóstico) que suele estar en la parte inferior del salpicadero, debajo del volante, y con unos sencillos programas se hacen con el control de toda la electrónica de nuestros automóviles.

¿Cómo lo consiguen?

Uno de los métodos más empleados es el que consiste en conseguir acceder al coche, ya sea rompiendo una ventanilla sin hacer saltar la alarma o decodificando el código de apertura de la puerta para luego conectar el OBD al coche, y así, cambiar el código único que trae este para reconocer la llave que abre el vehículo seleccionando un código que ponen a otra llave y que les permite abrir, cerrar y arrancar nuestro coche como si fuera la llave oficial.

Este conector se utiliza habitualmente para diagnosticar los coches actuales, ya que en muchas ocasiones apenas se tiene acceso a sus motores o a ciertas partes. Como podéis ver, esto se creó con una buena intención como es la de poder diagnosticar y arreglar más fácilmente nuestros automóviles, pero como todo hoy en día puede ser aprovechado para fines oscuros.

¿Necesitamos preocuparnos?

Pero podéis estar tranquilos pues para realizar todo esto es necesario que tengan acceso directo al conector. Además no podrían emplear un acceso inalámbrico ni podrían controlar la dirección de nuestros vehículos por lo que por ahora estamos seguros en ese sentido.

Como podéis ver, la tecnología nos facilita mucho la vida en algunos aspectos pero si no somos cuidadosos podría volverse contra nosotros afectando a nuestra vida diaria e incluso en algunos casos a nuestra seguridad. Me gustaría saber si compartís mi opinión sobre este asunto y también que dejarais vuestros comentarios sobre si pensáis que los avances tecnológicos tan veloces son buenos o nos pueden llegar a perjudicar.

Archivado en Hackear, Ladrones, OBD, Robos
COMPARTIR 0 TWITTEAR

Comentarios (15)

Usa tu cuenta de Facebook para dejar tu opinión.

Otras webs de Difoosion