Zelectric-Bug, la solución para que tu clásico pueda circular por el centro de la ciudad

COMPARTIR 0 TWITTEAR

ZelectricBug

A todos nos gustan los clásicos. Ya sea por alguna característica especial que ya no tienen los actuales modelos que salen al mercado o simplemente por ese encanto especial que desprenden, lo cierto es que siempre suelen girar cuellos allá por donde van.

Ahora bien, ¿tienen futuro todos aquellos de los años setenta, ochenta o principios de los noventa en los próximos diez años? Lógicamente son los mejor conservados y, por tanto, son los que más posibilidades tienes de encontrarte alguno por el centro de tu ciudad.

¿Por mucho tiempo? Teniendo en cuenta las leyes anticontaminación que están imponiéndose en grandes ciudades como Madrid y Delhi, podrían desaparecer de los anillos céntricos de los núcleos urbanos. ¿Qué solución podría darse para mantener el espíritu de los clásicos en el futuro? Una posibilidad sería Zelectric-Bug, una propuesta llevada a cabo por una empresa para seguir disfrutando de estas míticas carrocerías.

Zelectric-Bug, una alternativa para lograr electrificar tu vehículo clásico

ZelectricBug MOTOR

Todo comenzó gracias a un proyecto llevado a cabo en la Universidad de Stanford y teniendo sobre base una caravana VW Campervan. Sobre este vehículo histórico fue instalado una motorización eléctrica con el objetivo de crear un sistema válido para su conducción libre de emisiones contaminantes.

Sobre este ‘Escarabajo’, una de las unidades creadas entre 1958 a 1966, ha sido extraído su motor de combustión poco eficiente, tanto en términos económicos como prestaciones. En su lugar se ha acoplado una motorización eléctrica con un conjunto de 25 celdas para dotar a este modelo de mejores resultados en cualquiera de los apartados.

Una de las ventajas de la realización de esta conversión es que si el propietario tiene decidido volver al estado original, ya sea por una hipotética revalorización o cualquier otro motivo, es posible hacerlo. Eso sí, esto implica que el proceso se retrase unas cuantas horas más para acoplar todo el mecanismo de forma que sea sencillo volver a la mecánica anterior.

Quizás, el único inconveniente que trae consigo este sistema es el tiempo de carga y la autonomía. Estamos acostumbrándonos a ver autonomía ciclos de carga en unas pocas horas gracias a los supercargadores y, sin embargo, habrá que esperar hasta un total de 16 horas para disponer de toda la carga. Por si fuese poco, únicamente se dispondrá de un total de 150 kilómetros en cada uno de los ciclos de carga.

Obviamente, toca analizar si cualquier poseedor de un coche que cumpla los requisitos es apto para la reconversión. ¿Merece la pena? La compra de los materiales necesarios, las horas de trabajo del servicio y la instalación de la motorización eléctrica tienen un coste situado alrededor de los 40.000 euros. Dependerá, por supuesto, de lo que busque el propietario.

Lógicamente, no se suelen circular más de 150 kilómetros cada día con un vehículo de estas características. Este no debería ser el factor más importante para tomar la decisión. Entonces, ¿dejarlo como está y no influir en una posible devaluación o arriesgarse y disponer de una de las pocas unidades clásicas eléctricas? Aquí, el cliente es el que tiene la última palabra.

Archivado en Clásicos, Eléctricos, Innovaciones
COMPARTIR 0 TWITTEAR

Comentarios (14)

Usa tu cuenta de Facebook para dejar tu opinión.

¿Te ha gustado? ¡No te pierdas nada más!

follow us in feedly

Nuestros blogs