Esta pareja demuestra por qué no hacen falta los supercargadores de Tesla

Esta pareja demuestra por qué no hacen falta los supercargadores de Tesla

COMPARTIR 0 TWITTEAR

Tesla Model X solar

La electricidad parece ser el relevo de las motorizaciones convencionales, de eso no hay duda. Ahora bien, ¿cómo seremos capaces de cargar nuestro vehículo? Al menos de momento, llenar al completo las baterías en apenas unos minutos no parece ser una alternativa presente.

Los supercargadores de Tesla Motors son muy eficientes y pueden cargar hasta un 80% de la capacidad en apenas una hora, necesitando media hora más para recargar el 20% restante. Aún así, no consigue la eficiencia que cualquier vehículo con motor de combustión posee al llegar a una gasolinera.

La compañía de eléctricos por excelencia es consciente de su ventaja competitiva por lo que está instalando más y más supercargadores a lo largo de una red que está recorriendo Norteamérica, Europa y gran parte de Asia. Pese a ello, aún hay clientes que no se conforman con eso solo sino que quieren una mayor independencia para no quedarse literalmente tirados. Este podría ser el ejemplo de esta pareja, la cual recurre a una práctica solución en sus escapadas.

Silke Sommerfeld y Rolf Oetter poseen autonomía extendida gracias a su remolque especial

Silke Sommerfeld y Rolf Oetter

Rolf, un ingeniero alemán retirado siempre había soñado con recorrer todo Canadá de este a oeste. Sin embargo, nunca creyó que lo haría en un vehículo libre de emisiones contaminantes. ¿Cómo iba a ser esto posible si Tesla comercializa vehículo con autonomías decentes desde hace solo cuatro o cinco años?

Así pues, en vez de comprar una autocaravana o un vehículo con una fuerte tracción decidió, junto a su pareja, **comprar un eléctrico de la compañía Tesla*. ¿Por qué no? Acababan de presentar el crossover, perfecto para un viaje largo. Pusieron encima de la mesa el talonario y se hicieron con uno de ellos.

Cómodo, versátil, con potencia para acelerar rápidamente y con autonomía…suficiente. Quizás ese era el único ‘pero’. Querían un poco más por lo que puso en práctica lo trabajado unos años más atrás para aumentar por unos cuantos kilómetros el ciclo de carga de las baterías.

Haciéndose valer por su ingenio y el conocimiento adquirido, instaló una serie de placas solares en un remolque que utilizarían como caravana en su largo viaje. Así pues, adaptó el sistema para lograr conectar el generador de electricidad con el conjunto de las baterías con el propósito de aumentar hasta en un total de 30 kilómetros cada uno de los ciclos de carga.

Además, esto no imposibilitaba la generación de electricidad para su uso en las paradas por lo que podrían cocinar, tomar duchas de agua caliente y disfrutar de luz eléctrica, entre otros.

Lógicamente, Tesla no va a tener en cuenta la innovación presentada por este entendido ingeniero pero sin duda alguna se trata de una inversión. Particularmente, al fin del viaje habrá conseguido ahorrarse unas cuantas recargas en los supercargadores de la compañía, aunque ya se sabe que para este modelo y el Model S son gratuitas, a diferencia del Model 3 ya que todo parece indicar que sí que acarreará un coste para el usuario.

Sin duda alguna, una noticia curiosa para una pareja y su perro, los cuales parecen tener una mentalidad ecofriendly a la altura de la que tiene el mismísimo Elon Musk.

Archivado en Autocaravanas, Energia Solar, Tesla Model X
COMPARTIR 0 TWITTEAR

Comentarios (14)

Usa tu cuenta de Facebook para dejar tu opinión.

¿Te ha gustado? ¡No te pierdas nada más!

follow us in feedly

Nuestros blogs