Volkswagen humilla a los motores gastones de gasolina en EEUU

COMPARTIR 0 TWITTEAR

Passat en gasolinera

Todos conocemos la influencia que puede generar la publicidad en la vida cotidiana de las personas. Las empresas que invierten en medios necesitan captar la atención del público durante los pocos segundos que dura un anuncio. Todo debe estar pensado, iluminación, banda sonora y contenido entre otros aspectos fundamentales. Además, debe ir orientado al público objetivo y generar repercusión.

Volkswagen ha conjugado a la perfección toda esta combinación de elementos de márketing en la promoción del lanzamiento del nuevo Passat para el mercado americano.

¿Qué tiene de especial el anuncio?

En primer lugar, reúne el público objetivo al que va dirigida la acción comercial, padres con hijos. El escenario donde se desarrolla la acción es muy familiar por las personas a las que va dirigida el anuncio, cualquier gasolinera entre las miles que hay en todo el país. Además, la animación lleva incluidos elementos relacionados con el comportamiento que indignaría a cualquier padre o madre. Por ello, lo que intenta Volkswagen es transmitir la sensación que provoca el hecho de tener que esperar cuando se tiene hijos un tanto revoltosos.

Aunque sea puro márketing lo que se acontece en el anuncio, muestra lo que en el fondo ocurre cuando varios niños están poco entretenidos y controlados por adultos. Hay grandes posibilidades de que terminen haciendo alguna gamberrada. Por ello, cuanto menos tiempo tengan para idear esa trastada, mejor. Desde Volkswagen se quiere mostrar esa menor afluencia de veces que hay que pasar en la gasolinera para repostar. La firma bávara informa con esta forma tan visual que gracias al Passat, el propietario pasará menos horas frente a los surtidores y más tiempo dedicado a los hijos.

También se puede rizar un poco el rizo viendo el tramo final del anuncio, donde aparece la mujer con tres niños, se puede observar que el niño del asiento del copiloto no debería estar sentado ahí. A falta de obtener una visión completa del asiento, es difícil afirmar rotundamente si está incumpliendo la normativa vial americana. A términos españoles, seguro que conllevaría multa asegurada, y más aún tal y como está la situación en la Guardia Civil en estos momentos.


Dejando en un papel secundario la posición del niño en el asiento delantero, hay que asumir que es un gran ejemplo publicitario que cumple con todas las bases para que tenga un efecto positivo en las ventas del coche en los próximos meses. En versión española podría asemejarse en cierto modo el anuncio de SEAT en el que la empresa del grupo VAG quiere transmitir la alta autonomía del nuevo SEAT Leon.

Archivado en Berlinas, Consumos, Estados Unidos, Gasolina, Opinión, Publicidad, Volkswagen Passat
COMPARTIR 0 TWITTEAR

Comentarios (16)

Usa tu cuenta de Facebook para dejar tu opinión.

Otras webs de Difoosion