Volkswagen quiere reducir de forma radical el coste de las baterías

COMPARTIR 0 TWITTEAR

Volkswagen eléctrico

Dados los beneficios y la mayor eficiencia de los motores eléctricos frente a los de combustión por el desperdicio de la mayor parte de la energía de éstos en calor, las empresas del sector del automóvil están asumiendo el futuro irremediable de la electricidad como fuente de alimentación de sus productos. Es por ello que, con cada año que pasa, mayor es el porcentaje que éstas dedican al desarrollo y mejora de las motorizaciones eléctricas. Pese a contar con un abanico de modelos cada vez mayor, no consiguen grandes rátios en ventas y por ende, de rentabilidad.

Pero, ¿Cuál es la principal palanca para su crecimiento en el mercado?

Por un lado, aún no se ha conseguido que la autonomía de los coches eléctricos sea apta para recorrer largas distancias, teniendo como largos recorridos 450 kilómetros en el mejor de los casos. Para que la demanda de estos coches sea alta, éste es un problema que hay que solucionar. Sí que es verdad que en los últimos años se ha evolucionado en este apartado, por lo que poco a poco los márgenes aumentan y se consiguen mejores resultados.

Por otro lado, el precio, el coste de fabricación y de emisiones contaminantes a la atmósfera en la producción de vehículos eléctricos sigue siendo un lastre para el impulso de este mercado. Es por ello que Volkswagen se va a centrar en disminuir los costes de diseño de los motores eléctricos para poder introducir esas mejoras de la productividad en los precios.

¿Cómo pretende Volkswagen reducir el coste de fabricación de baterías un 66%?

Golf eléctrico

El objetivo que se han propuesto desde la firma alemana es la simplificación de las técnicas de instalación de los componentes eléctricos en toda la gama eléctrica. Es decir, aprovechar las sinergias productivas que se aparecen en toda la cadena de montaje. ¿Cómo? Trabajando conjuntamente con proveedores para facilitar una disminución de costes totales. Para ello, se pretende generar una cantidad de motores similares y después, según el modelo del que se trate, diseñar de forma ad hoc una particularidad que se adapte a las cualidades de cada uno de ellos.

Actualmente, Panasonic y Samsung son los proveedores oficiales de las baterías eléctricas de los vehículos Volkswagen, las cuales proporcionan energía al e-Up!, e-Golf, Golf GTE y Passat GTE. Por ello, la nueva estrategia del gigante alemán radica en una mayor interacción entre las tres empresas para la generación de economías de escala en la producción.


Todo aquello que facilite la introducción de los modelos eléctricos al público general es un avance. Pero claro está, si la disminución del 66% de los costes de fabricación de baterías no se traslada en un precio más accesible y únicamente sirve para incrementar los márgenes, mejor que se centren en la mejora de otras áreas. Por ello, habrá que esperar si se produce en un futuro en torno a los dos años una disminución en los precios de los coches eléctricos de la marca bávara. Así, se podrá saber si hay un mejor desempeño tras los cambios llevados a cabo.

Archivado en Baterías, Coches eléctricos, Costes, Opinión, Volkswagen
COMPARTIR 0 TWITTEAR

Comentarios (11)

Usa tu cuenta de Facebook para dejar tu opinión.

Otras webs de Difoosion