¿Qué es el proyecto ‘Concept 26’ de Volvo? Tiene que ver con la conducción autónoma

COMPARTIR 0 TWITTEAR

Concept 26

Cada día parece que la conducción autónoma formará parte de nuestro día a día en un futuro cada vez más cercano. El ritmo de innovaciones se ha incrementado en los últimos años, permitiendo un mayor avance en seguridad y fiabilidad de los proyectos. A su vez, en los próximos meses se incorporarán al tráfico real para la realización de pruebas gracias a la aprobación por parte de la DGT de una normativa que publicó esta semana.

De este modo, los fabricantes se ven prácticamente obligadas a investigar en esta tecnología por el simple hecho de no quedarse rezagados en el mercado. Volvo, empresa que ya mostró hace unos días su visión acerca del coche autónomo del futuro, está barajando un proyecto denominado Concept 26. En él se valora, precisamente, qué tareas podría hacer el conductor cuando no precisa estar a los mandos del volante.

Actualmente, en las pruebas de los vehículos que incorporan tecnología de conducción autónoma es obligado que el conductor esté pendiente en todo momento de las maniobras del vehículo para poder interceder en una situación de peligro. En el futuro, si se demuestra que es totalmente seguro y fiable, ya no se necesitará que el piloto tenga que estar pendiente de lo que sucede en la carretera. Es precisamente ahí donde Volvo tiene algo que contar.

Volvo y su proyecto Concept 26

Volvo Concept 26

En la firma sueca de capital chino pretender crear tres diferentes modalidades que se adaptarían perfectamente a las situaciones de cada momento. Así pues, dichos ambientes serían Drive, Create y Relax. El primero de todo ellos anularía cualquier otra función que tuviese que ver con las distracciones. Con el modo Drive activado, el conductor estaría totalmente a los mandos del automóvil, sin posibilidad de realizar cualquier otra función. En cambio, cuando se eligiesen cualquiera de los dos modos restantes, el clima de relajación permitiría la realización de otras tareas.

En la segunda y tercera función, el conductor podría relajarse y dejar en piloto automático el coche. Debería dejar de preocuparse para centrarse en otras actividades de ocio, según Volvo. De esta manera, emergería una pantalla en el lugar donde actualmente se sitúa la tradicional guantera. Ahí podría disfrutarse de los mejores contenidos que se emitan así como las series y películas favoritas de los ocupantes.

Otras funcionalidad que podría barajarse sería la posibilidad de adelantar durante el trayecto tareas del trabajo para posteriormente, disfrutar de un mayor tiempo libre para poder compaginar el día con el cuidado de los hijos o la realización de actividades de ocio. Así pues, se abriría un abanico de nuevos usos que podrían darse si finalmente la conducción autónoma se convierte en una realidad.

En la actualidad ya se está viendo como el piloto automático de Tesla, la tecnología en el mercado con el mayor número de vehículos instalada en el sector gracias a la flota de los Model S, está sufriendo algunos percances que dificultan aún su generalización.

Archivado en Conducción autónoma, Tecnología
COMPARTIR 0 TWITTEAR

Comentarios (14)

Usa tu cuenta de Facebook para dejar tu opinión.

Otras webs de Difoosion